Caballito de mar

Tal y como comentábamos en otro artículo, la reproducción de los caballitos de mar es bastante sencilla siempre y cuando se tenga un acuario cuidado y limpio.

Como ya sabréis, el caballito de mar es un animal en el que es el macho quien se queda embarazado tras la inserción de los huevos por parte de la hembra en la bolsa incubadora que está situada debajo de su vientre.

La cópula se inicia con un majestuoso baile nupcial que se asemejan a las caricias o abrazos que damos los seres humanos como muestra de cariño. Cierto es con sus obvias y morfológicas diferencias puesto que no tienen extremidades. Pero en la forma de actuar y moverse lo asemejan. Esta danza puede durar hasta ocho horas, y según los científicos sirve para que la pareja ensaye la fase posterior a la concepción.

Una vez han hecho la danza y la hembra ha depositado los huevos en la membrada del macho, el ciclo de gestación dura aproximadamente unos 50 ó 60 días. A partir de esto, los huevos irán eclosionando quedándose dentro de la membrana hasta que son expulsados por el progenitor en un proceso de alto sufrimiento para él de acuerdo a los esfuerzos que realiza para la eyección de las crías. Un macho de buen tamaño puede llegar a alumbrar 700 crías.

Las crias irán entrando y saliendo de la membrana en función del peligro que observen en el entorno donde estén.

Podéis verlo en el siguiente video:

Imagen: Nemo’s great uncle | Flickr

Si te ha gustado compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Meneame
  • Twitter